Ilustraciones

Todos tenemos historias con el dibujo. El dibujo es una de las primeras actividades que hacemos de niños, que influye en el reconocimiento de nuestra propia identidad y diálogo con el entorno.

Recuerdo la primera vez que vi a mi padre observar y dibujar sus manos para ayudarme con una tarea escolar. A partir de ese momento comencé a imitar esa acción que fue -quizás- la chispa que me llevó a tener una larga relación con la línea como base de muchos de mis trabajos, especialmente en el área de la ilustración.

El dibujo, en sí mismo, tiene vida propia, se convierte en una expresión espontánea, libre, emocional y forma parte del proceso creativo en cualquiera de mis proyectos. Dibujo para esbozar, para recopilar información, pero también en momentos de frustración o simplemente por el placer de dibujar. Cuando me dispongo a escribir, las imágenes preceden a los textos, por lo que la “guía gráfica” o el “Storyboard” es una herramienta que siempre me acompaña.